OroPlata.com tendrá soporte telefónico limitado el lunes 1 de septiembre del 2014 debido al Día del Trabajo.
Los pedidos aún pueden ser realizados las 24 horas al día los siete días de la semana.
Todas las ordenes serán confirmadas a partir del martes 2 de septiembre a las 6 de la mañana horario del Pacífico.

La Tormenta Economica Perfecta

Guillermo Barba / OroPlata.com
FEBRERO 07, 2013


La Tormenta Economica Perfecta

La Tormenta Económica Perfecta

Una “tormenta económica perfecta” y de dimensión mundial (tal y como lo describe Mike Maloney en el Capítulo 9 de su libro 'Gúia para invertir en oro y plata' ), se está formando en el mundo económico-financiero que nos tocó vivir. 

Por desgracia, para la mayoría de los habitantes del planeta esto es desconocido, en gran parte a causa de la política de gobiernos y bancos centrales de muchos países, que se empeñan en vender la idea de que tienen todo bajo control, cuando en realidad, ocultan la gravedad de la situación.

Por ello, los ciudadanos del planeta deben siempre, en primer lugar, poner en duda lo que sus gobernantes afirman, pues para asegurar su permanencia en el cargo y popularidad, aquellos serán capaces de engañar con la peor de las mentiras y de ejecutar la mejor de sus actuaciones.

No hay país en el que no abunden los ejemplos de encumbrados funcionarios que, incluso frente a pruebas irrefutables, se empeñan en negar su obvia culpabilidad.

El segundo paso, desde luego, debe ser informarse en abundancia y de las mejores fuentes disponibles, para poder hacerse de un criterio propio que le lleve a tomar las que considera, son las mejores decisiones. El derecho a la autodefensa debe imperar.

El propósito en todo caso, debe ser protegerse de no ser arrollado por el peso de las circunstancias, en el posible y muy probable caso de que sus autoridades se hayan equivocado, mentido o ambas cosas. Todas estas circunstancias, más frecuentes de lo que imaginamos.

En este sentido, como la “normalidad” política suele ser el mentir, es que siempre causarán sorpresa las declaraciones de una persona influyente, en cuyo discurso se dejen ver con claridad varios elementos verdaderos muy poco usuales. Incluso si estos se presentan de forma atenuada con los recursos del lenguaje.

Este es el caso de Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, quien este martes dijo en Singapur que su temor es que “una tormenta perfecta se podría estar formando”, como resultado de los masivos flujos de capital que están fluyendo a economías emergentes y avanzadas fuertes.

Estos capitales “podrían conducir a burbujas, que se caracterizan por tener precios inexactos para los activos, y luego se tendría que enfrentar la reversión de los flujos cuando las principales economías desarrolladas comiencen a salir de la política monetaria acomodaticia”, abundó Carstens.

Esto no es ninguna novedad, pues los críticos hemos expuesto lo grave de las condiciones económicas globales una y otra vez, pero sí lo es el hecho de que sea un funcionario que es parte del sistema monetario actual, el que lo diga.

La ponencia de Carstens, debería ser suficiente para convencer incluso a los más escépticos: la peor parte de la crisis aún está por venir.

Por supuesto, nunca escucharemos un señalamiento directo de Carstens a la Reserva Federal, banco central estadounidense, pero es un hecho que todas estas distorsiones financieras a escala planetaria, han sido agravadas por sus irresponsables políticas de expansión monetaria (flexibilización cuantitativa o QE, en inglés) que son replicadas por otras instituciones como el Banco de Japón y el de Inglaterra.

Esos “flujos masivos de capital” son a los que Carstens se refería, y que tan pronto como son creados inundan literalmente a muchas de las principales economías emergentes en busca de rendimientos y ganancias fáciles, sin esfuerzos. 

A propósito, en estas naciones se puede escuchar todos los días a sus políticos jactándose de la “plena confianza” que los inversionistas tienen en ellas, gracias a sus “sólidos fundamentos” macroeconómicos. 

Sin embargo, la peor parte no es que se atribuyan méritos que no tienen, sino que con su exceso de confianza, se niegan a ver las enormes burbujas que se están inflando antes sus ojos en los mercados de bonos, de valores y divisas.

El poder seductor de las burbujas, ha atrapado toda la vida sin remedio a todo aquel que se deje engañar, y esta, no será la excepción. 

Las experiencias vividas en el Nasdaq o la del mercado hipotecario en Estados Unidos, de años recientes, no servirán de nada: mientras dure la fiesta todos seguirán contentos.

Esa es justo una de las reglas de las burbujas financieras: siempre se expanden hasta límites insospechados. La cara oscura, en cambio, tiene otra norma que no se debe olvidar: todas las burbujas tienen que reventar. No cabe la menor duda. Esta vez, tampoco será diferente.

Una de las mejores maneras de prepararse es jugando a la contra del juego de los banqueros centrales, optando por la reserva de valor del dinero real que tanto detestan por no poderlos crear a voluntad: el oro y la plata físicos, el escape de “la matrix”.

No importa si el final del camino llegará pronto o no, pues no lo podemos saber con certeza. Lo relevante es que las personas informadas a que hacíamos alusión, deben estarse preparando ya como incluso lo están haciendo algunos países. 

¿O creerá usted que la sensata Alemania demandó ya repatriar gran parte de sus reservas de oro a Fráncfort, porque tienen confianza ciega y plena en sus “aliados”? Los actos, hablan por sí mismos.

Análisis de expertos semanalmente

y reporte especial gratis

Evitar 6 estafas de oro y plata

Suscríbase Ahora



La información, opiniones y datos financieros presentados aquí son para propósitos educacionales únicamente. No son ningún tipo de consejos financieros. No se garantiza la precisión de la información presentada aquí. Día a día se presentan diferentes situaciones. Cada inversionista debe hacer su propia investigación para definir qué es lo mejor para ellos.
Usted debe asumir la responsabilidad y riesgos por todas las decisiones que usted tome, basándose en ésta información.OroPlata.com no da ningún tipo de garantías, explícitas ó implícitas, sobre la precisión de la información ó los resultados obtenidos usando ésta información. Aquéllos que tomen decisiones de inversión basándose en la información presentada, deberán hacerlo sabiendo que pueden experimentar pérdidas importantes. En ninguno de estos casos OroPlata será responsable, directo ó indirecto, de los daños que resulten por el uso de esta información.